LIMPIAR BIBERONES de forma correcta después de cada uso, es la única manera de evitar la proliferación de bacterias y gérmenes en la tetina y en el recipiente de la leche. Para limpiar el biberón del bebé hay que lavarlo muy bien con agua caliente en el lavavajillas, junto con la tetina y la tapa.

Del mismo modo, debemos de garantizar un correcto secado de todos los utensilios que acabamos de lavar. Es de vital importancia la higiene de nuestros BEBÉS cuando hablamos de su alimentación.

En nuestra sección de BIBERONES, SACALECHES y TETINAS, tienes a tu disposición una amplia gama de todos los utensilios que vas a necesitar para la alimentación de tu BEBÉ, en sus primeros meses de vida.

Limpiar biberones

LIMPIAR  BIBERONES

Limpiar biberones
Limpiar biberones

DETERGENTE  BIBERONES

Limpiar biberones
Limpiar biberones

BOLSAS  ESTERILIZACIÓN  BIBERONES

Limpiar biberones
Limpiar biberones

BOLSAS  LECHE  MATERNA

Limpiar biberones

1 – LIMPIAR BIBERONES

Con objeto de proteger a nuestro bebé de gérmenes y bacterias, debemos aprender a limpiar y esterilizar los biberones y chupetes.

Sobre todo, durante sus primeros 4 meses de vida, después ya no tiene tanta importancia, ya que comienzan a tocar todo cuanto tienen alrededor y luego se llevan las manos a la boca.

LIMPIAR

El biberón debe estar totalmente limpio. Se deben desmontar todas las piezas y lavarlas, poniendo más énfasis en las zonas más difíciles como la rosca, el interior de la tetina y el fondo del biberón.

Para ayudar con esta función, tenemos a nuestra disposición escobillas que son muy prácticas y fáciles de usar.

Asimismo, se recomienda siempre que sea posible, utilizar jabón específico para este tipo de producto.

La limpieza del biberón se simplifica mucho si lavamos el biberón inmediatamente después de su uso, ya que evitamos que se queden los resto de leche adheridos.

A continuación, adjuntamos enlace sobre “Alimentación de los lactantes y de los niños pequeños”.  Normas recomendadas para la Unión Europea

2 – ESTERILIZACIÓN DE BIBERONES

Una vez que el biberón está limpio, el método más conocido para esterilizar es la ebullición.

Ponemos agua a hervir en un recipiente y una vez esté hirviendo, introducimos con cuidado el biberón y resto de utensilios.

Tiene que estar en interior durante unos 5 minutos aproximadamente.

No debemos dejar enfriar el agua con el biberón dentro, para evitar que se estropee.

Del mismo modo, podemos adquirir los recipientes de esterilización que se colocan directamente en el microondas.

Puedes elegir las pastillas con efecto esterilizador en frío, que sólo requieren sumergir el biberón en agua y depositar la pastilla hasta que de disuelva.

Este método tiene las ventajas de adaptarse cuando estamos fuera de casa o de viaje.

Por último, podemos decantarnos por los pequeños electrodomésticos de esterilización de biberones.

3 – BOLSAS LECHE MATERNA

Si necesitas extraer la leche y depositarla para dársela posteriormente a tu bebé, hay que extremar los cuidados.

Es un proceso delicado debido a los cambios de temperatura, los tiempos de conservación y el proceso de pasteurización a que se somete la leche antes de llegar al bebé.

Recomendaciones para la extracción y conservación de la leche materna:

  • Lávate las manos.
  • Después de ducharte, evita las cremas o desodorantes que puedan alterar el sabor u olor de la leche.
  • Extrae la leche directamente a los botes o bolsas esterilizadoras.
  • No las llenes hasta arriba, se pueden romper al congelarlos. Llénalos al ¾ de su capacidad.
  • Puedes mezclar leche de diferentes mamas de una misma extracción en el mismo recipiente.
  • Se debe congelar le leche directamente después de ser extraída.
  • No dejes el frasco en la nevera durante horas para volver a rellenarlo.
  • Lava cada una de las partes del sacaleches con agua caliente y jabón. O bien te puedes decantar por el lavavajillas a temperatura máxima.
  • No tengas más de un mes los recipientes congelados.
  • Si tienes que escribir en ellos, no utilices rotuladores para identificar los botes.
  • Evita que los recipientes estén en contacto con otros alimentos en el congelador.
  • Si no tuvieras demasiado espacio en el congelador, puedes introducirlos dentro de una bolsa para protegerlos.

María Jesús García Blanco

www.rinconespequeños.es
www.rinconespequeños.es

Bienvenid@ a Rincones Pequeños

Mi nombre es María Jesús y vivo en Fuengirola (Málaga). He creado esta web para los más pequeños de la casa. Un sitio lleno de paz y sensibilidad donde los “recién llegados” encuentren todo lo que necesiten en este nuevo Universo que les recibe.

“Descubriendo la vida a través de sus OJOS”

____________________________

Si te gusta mi contenido, compártelo en tus redes sociales

Contacto

info@rinconesazules.es

Copyright © 2019 RINCONES PEQUEÑOS. Feminine Pink | Developed By Rara Theme Powered by: WordPress

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?